Chernivtsí se encuentra en el suroeste de Ucrania en la orilla derecha del río Prut, a 40 km al norte de la frontera rumana y a 63,5 km de la frontera moldava. Se llama a menudo la Viena ucraniana o el pequeño París, así como la ciudad de las plazas. Es el corazón de la Región más pequeña de Ucrania, que durante mucho tiempo viene latiendo en un ritmo con Europa. Probablemente, la más acertada expresión sobre la capital de Bukovyna está escrita en un letrero memorable, que representa una especie de escoba de las rosas: “Chernivtsí, a medio camino entre Kyiv y Bucarest, entre Cracovia y Odesa, era la capital secreta de Europa, donde las aceras se barrían con ramos de rosas y había más librerías que panaderías”.

Es el centro histórico de Bukovyna y, junto con Lviv, es considerada el centro cultural del oeste de Ucrania. Durante siglos, diferentes pueblos vivieron juntos, y aquí se formó el espíritu de Chernivtsí, que sólo se puede sentir en esta ciudad: el espíritu de multiculturalismo, convivencia y respeto mutuo entre los representantes de diferentes nacionalidades. Es una ciudad que inspira y calma. Es pequeña e increíblemente acogedora, cuyos edificios tienen más de 600 años de historia.

¿Que ver en Chernivtsí?

Hoy, la urbe atrae a muchos turistas con su historia, la belleza natural, una sorprendente combinación de estilos arquitectónicos y un contraste único del antiguo centro y las áreas de nuevos edificios. Hay muchas atracciones aquí. El primer lugar para visitar es, sin duda, una obra maestra arquitectónica: la antigua Residencia de Metropolitanos de Bukovyna y Dalmacia que hoy se utiliza como el edificio principal de la Universidad Nacional de Chernivtsí. El edificio se volvió reconocible, apareciendo a menudo en las películas. El Parque “Yuriy Fedkóvych”, un maravilloso ejemplo de jardinería ornamental. La Plaza Tetral con su punto culminante, el Teatro “Olga Kobylyanska”. La calle de Olga Kobylyanska, la principal calle peatonal de Bukovyna. La Catedral del Espíritu Santo. La Plaza de la Santísima Virgen María con el pozo turco más antiguo. La neogótica Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús. Los edificios gemelos. La Farmacia-Museo. El Corazón de Amor, un sitio romántico en el Parque “Tarás Shevchenko”. El Edificio-Nave (siglo XIX). El único monumento en el mundo al “Cuadrado Negro” de Malévych en la Plaza Filarmónica. Y muchos sitios más.

Chernivtsí, a medio camino entre Kyiv y Bucarest, entre Cracovia y Odesa, era la capital secreta de Europa, donde las aceras se barrían con ramos de rosas y había más librerías que panaderías

¿Ha visto alguna vez cómo las inscripciones del siglo XVIII aparecen a través del estuco de la época soviética? ¿O cómo se ve una sinagoga judía al lado de una catedral ortodoxa? ¿Y cómo las personas de diferentes nacionalidades viven día a día en perfecta armonía? Si no, entonces la capital de Bukovyna tiene para sorprenderle. ¡Venga y asegúrese Usted mismo!