Es un importante centro económico del sur de Ucrania, donde se ubica temporalmente la Oficina del Presidente de Ucrania en la República Autónoma de Crimea. Está situado en la orilla derecha del río Dnipró, cerca de su confluencia con el estuario del Dnipró en el Mar Negro. Es un puerto marítimo y el más grande fluvial en el río. La vida aquí fluye tranquila y lenta, aunque inicialmente el Príncipe Grygoriy Potiomkin, que construyó Jersón, pretendía hacer un “Petersburgo del Sur”. Fundada por él, la urbe pasó a la historia como una ciudad de marineros y constructores navales, donde nacía la Flota del Mar Negro. Muchos sitios de valor cultural, relacionados con la historia de la ciudad, se han conservado aquí. También es una de las ciudades más verdes de Ucrania, a pesar de que se sitúa en la estepa.

¿Quién no ha oído hablar de las riquezas indescriptibles de las misteriosas mazmorras, del carruaje dorado de la emperatriz Catalina, perdido en algún lugar de laberintos inexplorados bajo la ciudad, y de los innumerables tesoros que abundan en esta tierra? Todo lo misterioso sin duda atrae a los curiosos y no indiferentes. Sumérjase en leyendas y la historia única de la ciudad, reciba impresiones inolvidables y conozca sucesos y personalidades de escala mundial, vinculadas con la urbe.

Sitios de interés en Jersón

La obra de Potiomkin (la Fortaleza de Jersón y el Arsenal (1778) se ha conservado parcialmente hasta ahora. Es una de las principales atracciones que ha marcado el comienzo de la ciudad. La Catedral de Santa Catalina (1876), que se convirtió en la bóveda funeraria del propio Grygoriy Potiomkin, forma parte del conjunto de la fortaleza. El Monumento a los Primeros Constructores de Buques es el símbolo más reconocible de la ciudad, así como el Monumento a Potiomkin (1836). El Arsenal del Almirantazgo es uno de los edificios más antiguos de la urbe (finales del siglo XVIII). Adornan la ciudad la Iglesia Griega de Sofía (XVIII), la Catedral Naval de San Nicolás y la Catedral Católica del Sagrado Corazón de Jesús.

También es preciso mencionar la perla turística de la Región de Jersón: las Arenas de Oleshki, o el Sahara ucraniano, el único desierto en Ucrania y el segundo más grande de Europa.

Visite el Parque de Gloria dedicado a los héroes de la Segunda Guerra Mundial, con el Monumento a la Madre Dolorosa y la Tumba del Soldado Desconocido; dé un paseo por la calle peatonal de A. Suvórov y la avenida de F. Ushakov. Para los amantes de la naturaleza: el roble peciolado que tiene más de 100 años y es una tarjeta de presentación de Jersón; el Museo de la Naturaleza con un esqueleto de ballena azul; la romántica Alameda de los Enamorados en el Parque de Potiomkin; el paseo en yate por el Dnipró, etc. También es preciso mencionar la perla turística de la Región de Jersón: las Arenas de Oleshki, o el Sahara ucraniano, el único desierto en Ucrania y el segundo más grande de Europa. Todo esto junto es lo que crea el colorido inimitable de Jersón, que tanto atrae a todos los curiosos.