¿Quiere ir en un viaje romántico? ¿Para sumergirse en la Edad Media, conocer las nuevas leyendas desconocidas, probar platos inusuales y disfrutar de un delicioso café? Hay una ciudad en el oeste del país, situada en la orilla del río Styr, que es tan atractiva para los turistas, pero por alguna razón menos conocida que la capital de Galychyná. Esta ciudad es más antigua que Lviv, y no menos interesante desde el punto de vista de su historia, monumentos de arquitectura y muchas cosas más. Por supuesto, es Lutsk, la antigua ciudad principesca (1085) y a la vez joven y moderna, la capital de la Región de Volyn. Sus habitantes son sorprendentemente tolerantes: los creyentes de todo tipo de religiones conviven aquí y no recuerdan ningún conflicto por motivos religiosos, tal vez porque simplemente respetan las creencias de los demás.

La arquitectura de la urbe encarna la cultura de muchos pueblos. En el centro histórico de la ciudad se concentran una gran cantidad de edificios históricos y religiosos: la Kenasa Caraíta, la Sinagoga, la Iglesia Protestante, la Catedral Católica de Pedro y Pablo y la Iglesia Ortodoxa de la Intercesión. Por el número de iglesias, monasterios y centros espirituales, Lutsk fue llamado la “Pequeña Roma”.

El sitio más famoso de la urbe es el Castillo de Lubart en estilo gótico, que es su tarjeta de presentación. Ahí pasan los torneos de caballeros y las románticas “Noches en el Castillo”. Debajo hay túneles subterráneos, que se extienden por varias decenas de kilómetros

El sitio más famoso de la urbe es el Castillo de Lubart en estilo gótico, que es su tarjeta de presentación. Ahí pasan los torneos de caballeros y las románticas “Noches en el Castillo”. Debajo hay túneles subterráneos, que se extienden por varias decenas de kilómetros. Son muy atractivas la Catedral de la Santísima Trinidad (XVI) y la Iglesia de la Exaltación Cruzada.

Entre los monumentos vale mencionar el Monumento a los Luchadores por la Independencia y el Monumento a San Nicolás, el santo patrón de la ciudad. Los fanáticos de los museos pueden disfrutar del Museo de las Campanas, el único en Ucrania; el Museo Iconográfico con más de 600 íconos antiguos, cruces, libros de iglesias, esculturas sagradas y muestras de tallado en madera; el Museo del Libro con su libro más antiguo, el Evangelio (1644); el Museo del Progreso Técnico, el único en Ucrania, etc.

La casa del escultor Mykola Golován, llamado el “Gaudí de Volyn”, merece una atención especial: desde hace décadas el maestro viene decorando su casa y sus alrededores con esculturas fantasmagóricas y elementos arquitectónicos que son una reminiscencia de la obra del gran catalán Antonio Gaudí. Los amantes de la naturaleza pueden visitar el Parque “Lesya Ukraínka”, el Parque “900 Aniversario de Lutsk” y el Jardín Botánico “Volyn”. Para los más golosos hay un Centro de Cultura Tradicional “Cabaña de Miel”, donde todo es sabroso, dulce e interesante.

¡Entonces, bienvenido a Lutsk! ¡No le decepcionará!