Odesa es una ciudad especial y mundialmente famosa con una población de más de 1 millón de habitantes, situada en el sur de Ucrania, en la costa noroeste del Mar Negro. Es el centro administrativo de la Región del mismo nombre y la principal base naval de la Armada de Ucrania.

Se puede enumerar hasta lo infinito todos los encantos de la ciudad. Sin exagerar, es una de las ciudades ucranianas más bellas. Su increíble encanto fascina y hace que uno se enamore de este lugar para siempre. Muchos turistas y huéspedes dicen que se puede escuchar las charlas de los odesitas por horas, disfrutar las bellezas por días y reírse de sus chistes toda la vida.

¿Que ver en Odesa?

Las atracciones de la ciudad crean su atmósfera única. Son el Teatro de Ópera, uno de los más bellos de Europa; las Escaleras de Potiomkin que se han convertido en un verdadero sello distintivo de la ciudad; el puerto marítimo; Derybásivska, la calle más bonita; el famoso mercado de “Pryvoz” donde todavía se puede experimentar el colorido local; las catacumbas que le darán la oportunidad de descubrir algunos de los secretos de la Odesa subterránea; la playa más famosa de “Arcadia” con un montón de buenos restaurantes y discotecas... Mantengamos la intriga y no hablemos de todos los placeres de la ciudad, de lo contrario simplemente perdería el interés cuando llegue allí.

Descubrir algunos de los secretos de la Odesa subterránea; la playa más famosa de “Arcadia” con un montón de buenos restaurantes y discotecas...

Además, Odesa tiene la fama de la capital del humor. Pero la principal riqueza de la ciudad son sus habitantes. Siempre se han distinguido por su inteligencia empresarial, iniciativa y tolerancia. Es la ciudad más multinacional de Ucrania, donde la gente de diferentes naciones vive y se lleva bien entre sí. Los odesitas son personas únicas con un maravilloso sentido del humor, increíblemente hospitalarias y agradables.

Odesa es la ciudad a la que volverás cuando la visites. Todos los que la han visitado al menos una vez, se han enamorado de ella. Esa atmósfera inolvidable que flota en el aire es indescriptible, así que acostúmbrese al hecho de que cada verano se encontrará sin falta allí.