Rivne es el centro de la Región del mismo nombre, ubicado en el río Ustya al norte del oeste de Ucrania, en la intersección de Volyn y Polissya. La primera mención escrita es de 1283. Al parecer, la arquitectura antigua de la urbe aún conserva los secretos de sus antiguos dueños. Cuando llegue a esta ciudad, estará encantado con su belleza y muchos sitios interesantes. Hay un ambiente especial aquí: pacificador, hospitalario y acogedor.

Rivne se ha vuelto una ciudad turística bastante popular. Aquí viene mucha gente para ver sus atracciones. Y su lista es bastante grande, algunas de ellas no tienen análogos en Ucrania, y algunas incluso en Europa. P. ej., el Museo del Ámbar, creado sobre la base de una planta de ámbar, con un gran número de exposiciones diferentes; algunas piedras son de más de 40 millones de años, y los insectos congelados en ámbar vivieron hace más de 10 millones de años; en la tienda podría comprar joyas preciosas con ámbar. En las cercanías de la urbe hay un lugar increíble, por el que vale la pena ir de viaje a esta región. Es el “Túnel del Amor”; al visitarlo, se sumerjería en un verdadero cuento de hadas, creado por la naturaleza y el hombre. Hoy lo llaman uno de los lugares más románticos del país.

Lugares para ver en Rivne.

Vale la pena visitar el Museo del Primer Libro, cuyas exposiciones están asociadas con la creación del Evangelio de Peresopnytsia; aquí podría ver su copia preciosa que pesa cerca de 9 kg. Al lado está el Museo al aire libre, “Knyazhy Grad”, con antiguas fortificaciones de los siglos XII y XIII.

Museo del Primer Libro, cuyas exposiciones están asociadas con la creación del Evangelio de Peresopnytsia; aquí podría ver su copia preciosa que pesa cerca de 9 kg. Al lado está el Museo al aire libre, “Knyazhy Grad”, con antiguas fortificaciones de los siglos XII y XIII.

También son de gran interés la Catedral de la Santa Intercesión, uno de los templos más altos del país; la Catedral de la Resurrección con una arquitectura increíble (XIX); la Iglesia de la Santa Asunción (1756), construida de madera sin un solo clavo; la Catedral Católica Romana de San Antonio en el estilo neogótico; el Monumento a la Princesa María de Rivne, propietaria de la ciudad desde 1479, que contribuyó en gran medida a convertir un pequeño pueblo en una próspera ciudad; el Monumento a Ulas Samchuk, uno de los hijos más destacados de Volyn, con quien podría tomar una foto abrazados; el Parque “Tarás Shevchenko” (XIII) con atracciones y plantas únicas, la edad de algunas de ellas es de 150 a 200 años; el Parque “Lago de Cisnes” con cisnes vivos; la antigua calle Shkilna, que una vez perteneció al barrio judío, y la calle Soborna; la Fábrica de Cerveza (1900); la Galería de Arte “Zuza”; el Ferrocarril para Niños, uno de los nueve que funcionan en Ucrania; el Club de Aviación y Deportes, donde podría hacer un salto con paracaídas y volar en un avión o planeador, etc. ¿Acaso se puede aburrir en Rivne?