Vínnytsia es una maravillosa ciudad acogedora con una rica historia (1355), que se extiende a orillas del río Yuzhny Bug. Es una urbe con muchas áreas verdes y fuentes y con gente amable, que impresiona con hermosos monumentos arquitectónicos, pintorescos jardines y lugares que no tienen análogos en Ucrania.

Se dice que Vínnytsia es la perla de Podillya. Y cualquiera que la haya visto, admirará esta exquisita perla, que atrae a los visitantes con la belleza de la naturaleza y monumentos interesantes, y combina todas las ventajas de un gran centro regional con el lento ritmo de vida de la provincia. La ciudad en sí es muy hermosa y bastante tranquila. Es agradable pasear por sus callejuelas y plazas, dar un paseo en el tranvía urbano y pasar el tiempo en uno de los numerosos cafés.

Las principales atracciones de Vínnytsia.

En la ciudad hay al menos tres sitios de interés únicos, que no tienen análogos en Ucrania. Son Wehrwolf, la antigua sede de Hitler; el patrimonio museístico de Mykola Pyrogov, el brillante científico y fundador de la cirugía militar en el campo, que inventó la anestesia (en la iglesia-bóveda funeraria de la familia descansa el cuerpo embalsamado del científico); y la fuente de luz de música flotante más grande de Europa, Roshén.

la fuente de luz de música flotante más grande de Europa, Roshén

También es digno de su atención el Complejo Histórico y Arquitectónico de los Muros de Vínnytsia, que consta de las edificaciones religiosos y fortificaciones del siglo XVII e incluye un monasterio jesuita, la iglesia, el Collegium y el albergue; el convento dominicano y la iglesia, y las murallas circundantes. Hoy en día, aquí están el Museo de Historia Local, que cuenta con más de 200 mil objetos y donde se puede ver, p. ej., el esqueleto de un mamut, y el Museo de Arte. Además de las edificaciones religiosas antes mencionadas, la ciudad tiene la Catedral de la Transfiguración (XIII), la Iglesia de la Virgen María y la Iglesia de San Nicolás hecha de madera, el Monasterio de los Hermanitos Capuchinos y la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles.

Dé un paseo por el Jardín Botánico en las orillas del río Vyshnia, que tiene más de 1250 tipos de plantas importadas de todo el mundo, el Parque Central de la Cultura y el Ocio “Máksimo Gorki”, donde hay un lugar turístico llamado “Mini-Vínnitsya”, y el Jardín Público “The Beatles” o “Liverpool”, con figuras de los cuatro músicos. Patine en el Palacio de Hielo. Visite el Museo de Equipos Retro, “Automotobicifotoradio”, con más de un centenar de automóviles, motocicletas, bicicletas, gramófonos, radios, televisores, cámaras y mucho más, y el Museo de la Fuerza Aérea. Y, por último, para llevar los recuerdos más dulces sobre Vínnytsia, no deje de pasar por el Museo del Chocolate de la Fábrica Roshén.